ALBERTO & ELENA

Pocas veces tenemos la suerte de mezclar una química perfecta en un entorno incomparable un día precioso y eso fue hasta que Alberto y Elena posaron (y al decir posar nos quedamos cortos, ya que lo auténtico no posa) delante de nuestras cámaras. Un día repleto de emociones desde el momento de subir al coche hasta la primera toma, ellos nos recordaron lo que nos gusta hacer nuestro trabajo. Dos personas que han confiado totalmente en nosotros para registrar su historia. Gracias a ello surgen vídeos como este, en los que se respira frescura y espontaneidad de una pareja que se deja guiar y transportar. Os agradecemos vuestra confianza en nosotros, es lo que ha hecho posible un trabajo lleno de naturalidad.